EL TELÉGRAFO

He estado organizando un poco mi computadora y quería organizar también lo que presento aquí como un portafolio. Estas deben ser de las primeras ilustraciones que realicé digitalmente. Entre el 2006 y 2007 el diario El Telégrafo tenía una pequeña sección donde publicaba ilustradores y además les pagaba por llenar ese espacio. Era increíble esto ahora que lo pienso, pues vivimos en un medio donde mientras las personas más  se pueden ahorrar dinero por trabajos visuales lo harán.

Ya había compartido algunas, pero decidí mejor hacer un sólo post de todas las que encontré de esa época. De todos modos la encargada de esta sección solicitaba temas de política, sociales o de medio ambiente.

Me dio un buen sentimiento volver a revisarlas porque a veces considero que siempre dibujo de la misma forma o que me cuesta que mis ideas cambien. Pero viendo esto, me doy cuenta que ahora hago las cosas de manera muy diferente. De todas maneras creo que son parte de este proceso en el que estoy constantemente trabajando y aunque son distintas a lo que hoy hago, y son analogías un poco sencillas, de todos modos les guardo mucho aprecio.

 

Marx tomando una coca cola, supongo que eran mis nociones de la fuerte entrada del neoliberalismo.

Esto es por lo que hasta el día de hoy resulta un enorme problema, el derretimiento de los polos y cómo los osos polares estaban perdiendo su hogar.

Esto tenía que ver con lo mucho me impactaban los asuntos de violencia en el medio oriente por la guerra con USA. Pero además lo difícil que debía ser para la mujeres vivir todo esto y además vivir las violencias del mismo sistema en el que ya vivían.

Esto tenía que ver con dejar de aceptar  abusos por parte de (valga la redundancia) abusadores. Supongo que dejar atrás estas ideas de temer estar sola y a costa de eso aguantar muchas cosas.

“Creo porque es absurdo”. Esto más allá de una crítica al exceso de consumo de pantallas, creo que tenía que ver con esta atracción que tenía por poner todo en este formato que simula una imagen sagrada en el arte religioso. Siempre me han encantado esos formatos y noto esto aquí.

Esto tenía que ver con el exceso de preocupación por la imagen física, al punto de convertirte en otra cosa que no eres.

 

China súper gobernándonos ahora jaja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star